Un juez niega que la SGAE pueda cobrar por toda la música

Es una sentencia pionera y diferente. Ojo porque es muy novedosa. No es que se ponga música que esté en el dominio público o que se licencia bajo Creative Commons. Ricardo Alameda, el demandado, pone música tan poco corriente (Mystic Siva, Sonic Rendevouz Band o The Hangdogs) que duda que la SGAE les pague. La comunicación pública no es una broma, da ingresos superiores a los de la radio a la entidad de gestión de derechos de autor más conocida.
La SGAE mandó detectives a la Sala Beat en Tomelloso (Ciudad Real) y a finales de 2005 le reclamó en el juzgado 2.391,08 euros por realizar “actos de comunicación pública” sin autorización de la SGAE, algo prohibido, según la Ley de Propiedad Intelectual. Como el bar es peculiar, Ricardo comenzó hace dos años una batalla legal contra quienes le reclamaban 120 euros al mes. El coleccionista saca un álbum del que se hicieron 500 copias en todo el mundo y resume: “Éstos no ven un duro de la SGAE y no entiendo por qué tendría que pagar”

Presentamos al juez una lista de 400 discos que pone la Sala Beat para que la SGAE dijese de cuántos de esos grupos tiene los derechos, pero no quisieron contestar. Ellos no gestionan toda la historia delrock and roll aunque actúan como si fuera así”, dijo Vicente Martínez Onsurbe, letrado del acusado. El magistrado del Juzgado de Instrucción 4 de Ciudad Real, Antonio Mejía Rivera, admite que no se puede pedir a la entidad de gestión que pruebe que “todas y cada una de las obras musicales utilizadas en establecimientos abiertos al público están dentro de su repertorio”, pero sí “que aporte alguna prueba“. Literalmente de la sentencia:

En la Sala Beat de Tomelloso no se comunican, emiten o transmiten obras gestionadas por la SGAE, sino, por el contrario, obras musicales de los años cincuenta y sesenta, hoy sólo en soporte vinilo, que se hallan fuera de los establecimientos habituales de comercialización y no son difundidas por programas de radio y/o televisión de difusión general

En muchas de las discusiones que solemos tener en el weblog, este tema había saltado en varias ocasiones. ¿Cómo se puede cobrar por autores que seguro que no reciben el dinero y encima no tenemos ocasión de conocer con exactitud el reparto? Pues ya empezamos a ver la luz. No se paga y además, la SGAE asume las costas.

Fuente: elpais

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s